domingo, 29 de agosto de 2010



EL AMOR Y LA AMISTAD

Todos los años se celebra una fecha especial: el Día del Amor y la Amistad. Es en este día en que nos volcamos desesperadamente en busca de algo para ese ser especial a quien queremos agradar con un detalle simple o muy espectacular, la intención es dar.

¿Realmente importa el objeto material que obsequiamos? Si el resto del tiempo no damos ni siquiera los buenos días, ni decimos un "te quiero" a quien comparte nuestra vida o con quien convivimos, sean éstos nuestros compañeros, vecinos, amigos, familiares o esposos e hijos. ¿De qué sirve tanta pompa y tanto derroche material si el resto del tiempo no derrochamos amor ni buenas intenciones?

El día del Amor y la Amistad es uno, mas todos los días debemos regar esas plantitas con chorritos de amor, con rocío de la alegría y lluvias de espontaneidad. El amor no tiene tiempo ni momento especial, el amor de por sí es especial y quien tenga amor en la vida brota de él un arco iris de felicidad. Todo es belleza a su alrededor, todo es soportable, los tragos amargos son más pasaderos y el dolor se hace más leve cuando se siente el amor.

Pero el amor es de diferentes tipos, todos en esencia amor: amor de padres, de hijos, de hermanos, de familia, de amigos. La amistad es un regalo de Dios, el amor por ende es su mayor regalo a la humanidad. Por amor nació y por amor murió en la cruz. La amistad es una clase de amor, un amor puro y sin ataduras, sin recelos y sin interés. El amor no tiene límites, no conoce la distancia, ni las barreras, no tiene muerte ni fin. El amor de Dios es verdadero, es fundamental, es la esencia de la vida. Dios nos hizo seres de sociedad por naturaleza y por ello nos dio personas a nuestro alrededor para poder compartir, para dar y recibir amor. Si el amor es tan económico, tan lleno de cosas buenas, tan grato y tan lleno de calor y color ¿por qué esperar el Día de la Amistad para obsequiarlo y compartirlo?

Hagamos de cada día un día de amor y amistad, ese es el mejor regalo que podemos dar.


CREDO DEL AMIGO

Creo en el desinterés del sentimiento de la Amistad.
Creo que éste caracteriza mi forma de vida.
Creo que es un deber el tener amigos.
Creo que para tener amigos, debo ser yo, primero, amigo.
Creo que no es posible ser amigo de todos.
Creo que puedo tener hacia todos actitudes amistosas.
Creo que la amistad tiene grados.
Creo que mis amigos se aproximan cuando yo me acerco a ellos.
Creo que la Amistad puede pacificar las naciones.
Creo que entre amigos no se admite la complicidad ni el pandillismo.
Creo que "amigo" no es necesariamente el que da dinero.
Creo que mis amigos necesitan mi presencia, y yo la de ellos.
Creo que se puede vivir teniendo un amigo por toda riqueza.
Creo que yo solo no puedo cambiar el mundo.
Creo que con mis amigos puedo alegrar y embellecer la vida.
Creo en la virtud, en la alegría, en la pureza, en la paz y
Creo en vos, Amigo o Amiga mía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario